Por qué visitar la Cueva de los Verdes en Lanzarote

Por qué visitar la Cueva de los Verdes en Lanzarote

Si tiene pensado visitar la isla de Lanzarote, uno de los lugares que no puede perderse es la Cueva de los Verdes. Esta cueva está situada en el municipio de Haría, en concreto en el denominado Malpaís de La Corona, en el extremo nororiental de la isla. En geología, un “malpaís” designa “un campo de lava reciente, con una superficie tortuosa, estéril y árida”. En las Islas Canarias, los malpaíses forman parte del paisaje, y le otorgan una belleza cruda y extraña, heredera de las erupciones volcánicas que forjaron con fuego el archipiélago hace cientos y miles de años.

Visitar la Cueva de los Verdes en Lanzarote supone adentrarse en el interior de la Tierra, explorar sus cavidades, dejarse embargar por su silencio y admirar los infinitos matices de sus paredes. En Lanzarote Experience Tours hemos recopilado algunos de los motivos por los que vale la pena visitar este lugar tan mágico:

Aprender sobre geología y volcanes

Uno de los motivos por los que hay que visitar la Cueva de los Verdes en Lanzarote durante un viaje a la isla, es la completa lección de geología y vulcanología que proporciona a sus visitantes.

Esta cueva es uno de los túneles volcánicos más largos del mundo. A lo largo de sus 7,6 kilómetros de extensión se cruzan innumerables pasadizos, algunos de los cuales aún no han sido descubiertos por los científicos. El tramo de la cueva que está abierto al público, de 1 kilómetro de extensión, puede visitarse en menos de una hora.

La Cueva de los Verdes se originó hace más de 5000 años, cuando el Volcán de La Corona hizo erupción en la isla y modificó su forma para siempre. El cráter del volcán dio paso a túneles excavados por la lava que, al enfriarse y solidificarse, dieron lugar a estas galerías salpicadas de formaciones caprichosas.

A lo largo del recorrido, perfectamente acondicionado para que pueda visitarse, se puede ser testigo de las curiosas formaciones volcánicas y los tramos que el intenso calor de la lava creó en esta zona.

En la zona conocida como “infierno”, los visitantes pueden apreciar impresionantes estalactitas de magma solidificado que ofrecen un paisaje sobrecogedor e inquietante.

Asistir a un concierto en el interior de la cueva

El eco y acústica natural de las cuevas se ha aprovechado en la isla de Lanzarote para instalar varios auditorios en su interior. Si va a visitar la Cueva de los Verdes en Lanzarote, le conviene informarse sobre posibles conciertos que vayan a tener lugar en su auditorio, localizado en el interior de la cueva.

La oportunidad de asistir a un concierto en tan mágico lugar es única, por lo que aconsejamos que no deje pasar la oportunidad, si se le presenta.

Admirar los colores del Planeta Tierra

Además de la ya emocionante premisa de adentrarse en las entrañas de la isla, visitar la Cueva de los Verdes en Lanzarote ofrece a sus visitantes una visión impagable: la de los infinitos colores que decoran las formaciones volcánicas de su interior.

Esta completa gama de tonos ocres, rojos, verdes, grises, negros y azules son producto de la variada composición química de sus paredes (con el óxido de hierro como principal elemento), unida a la iluminación de la cueva, proporciona un espectáculo cromático que resulta todo un regalo para la vista. ¡Las fotografías que tomará en este lugar serán increíbles!

Por qué visitar la Cueva de los Verdes en Lanzarote

Motivos por los que visitar la Cueva de los Verdes en Lanzarote: sus muchos secretos te cautivarán y harán que tu visita a Lanzarote sea inolvidable.

Conocer sus leyendas y misterios

Al adentrarse en la cueva, es inevitable dejar que la imaginación vuele y que sugiera al visitante numerosas historias y acontecimientos que la Cueva de los Verdes haya podido albergar en su kilométrica extensión. Se sabe que los major, los antiguos aborígenes lanzaroteños, solían visitar la Cueva de los Verdes en busca de un lugar donde poder guarecerse.

La función histórica de cobijar y proteger a cuantos se adentrasen en la Cueva de los Verdes continuó a lo largo de los siglos XVI y XVII, cuando los piratas y traficantes de esclavos procedentes del norte de África aterrorizaban a la población de Lanzarote. Durante esta época, los habitantes de la isla corrían a esconderse de los invasores en los jameos de la cueva hasta que pasase el peligro.

Posteriormente, ya pasados varios siglos desde su descubrimiento por el hombre, el terreno que alberga la Cueva de los Verdes fue, dicen, propiedad de una familia lanzaroteña, apellidada Verde. Esta es una de las teorías que existen con respecto al origen del nombre de la cueva.

Otra teoría apunta a las tonalidades verdes de las paredes del interior de la cueva como la fuente de su nombre. Sea como fuere, visitar la Cueva de los Verdes en Lanzarote supone viajar en el tiempo, desde los tiempos en los que el ser humano no existía, hasta que las circunstancias le hicieron adentrarse de nuevo en la naturaleza.

Dejarse sorprender por la sorpresa final

Muy pocos saben que La Cueva de los Verdes ofrece una recompensa a aquellos que se adentren en ella y recorran el camino completo. No podemos revelarte en qué consiste, pero sí podemos asegurarle que este rincón es, sin duda, uno de los más bellos del lugar. ¡Los visitantes no podrán creer lo que ven!

En Lanzarote Experience Tours ofrecemos el Gran Tour Experience, un completo recorrido de nueve horas de duración por las rutas Sur, Centro y Norte de Lanzarote. Este tour incluye visitas guiadas a las zonas de Timanfaya, El Golfo y Lago Verde, los Hervideros y las Salinas de Janubio, La Geria, Jameos del Agua y el Jardí­n de Cactus; así como el Cueva de los Verdes Tour, una visita guiada por esta magnífica cueva, sin colas y en grupos de máximo 14 personas.